Tesla: ejemplo de venta directa y online

0
114
Tienda Tesla en Madrid

Desde FACONAUTO aseguran que los fabricantes no podrán hacer frente al nuevo frente que se abre con las ventas online de vehículos. Un comentario que llega tras la exclusividad que se están guardando los mismos en cuanto a ellas. No obstante, hay una marca que sirve de ejemplo para demostrar, que si quieren, pueden: Tesla. 


Hace muy poco estuvimos hablando sobre la posición que están tomando los fabricantes respecto a las ventas online. Posición que no está gustando a los concesionarios ya que, al parecer, se les está dejando de lado. Los fabricantes se guardan la exclusividad de las ventas vía internet, no quieren intermediarios aunque, según Gerardo Pérez Giménez, presidente de FACONAUTO, las marcas no podrán atender este nuevo canal de ventas sin la participación de las redes de concesionarios.

Es evidente que Gerardo barre para casa. Representa a los concesionarios siendo presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción y debe velar por sus intereses. Pero, ¿seguro que las marcas no pueden hacer frente a esta nueva tesitura sin ellos? Las concesiones cuenta con décadas de experiencia tratando con el cliente y haciendo de intermediarios pero las cosas están cambiando. Ahora la gente quiere tratar directamente con la marca y no con un tercero, que vete a saber si se molesta o no en sus problemas. Los compradores quieren un trato inmediato y los estudios así lo demuestran.

Venta directa

Hace unos años, un estudio en Estados Unidos sacó a la luz que cerca del 50% de las personas encuestadas estarían encantada de evitar tener que negociar durante la compra de su coche (un 46,5% de los hombres y un 50% de las mujeres). Además, el 30% apróximadamente afirmaron que podrían tener mejor trato si fuera directo con la marca y no con terceros como una concesión. Si este estudio se hiciera ahora, seguramente los porcentajes subirían. Igualmente, deberíamos sumar la capacidad de reacción de los fabricantes y los millones de euros que tienen a su disposición. ¿Realmente no podrán atender este nuevo canal de ventas sin la red de concesionarios?

Bien, pues hay un fabricante que sí puede hacer frente a una situación sin concesionarios y sin intermediarios. ¿Adivinas cuál es? Si, Tesla. No es la primera vez que mencionamos al fabricante americano, y tened por seguro que tampoco será la última ya que representa un cambio importante en el sector. Lo normal es que se hable de Tesla en relación a sus coches, no en balde, es una empresa puntera en mecánicas eléctricas y en soluciones para recargas (entre otras cosas). Pero Tesla innova incluso en el sector de las ventas y la atención al cliente, evitando intermediarios. Es decir, Tesla no tiene concesionarios, pero si tiendas.

Ventas onlilne

Hace unos días, la compañía norteamericana inauguró su primera tienda permanente en Madrid. La denominación ‘tienda’ es importante, ya que no es una concesión, no es una franquicia, sino un establecimiento controlado directamente por la marca. Al no depender de terceros para vender sus coches, según asegura la marca en el comunicado, pueden informar y educar a los posibles compradores sobre los beneficios de tener un vehículo eléctrico. También, siempre según ellos, el modelo de ventas directo permite ‘transformar la experiencia de poseer un vehículo’ ya que da la posibilidad a los propietarios de hacer comentarios de forma directa, consiguiendo que los cambios y las nuevas tecnologías puedan implementarse de manera rápida.

A esta forma de vender coches, sin una concesión de por medio, hay que sumar otra ventaja que la marca no ha comentado. El hecho de ser la marca quien contrata directamente a sus vendedores, permite que su formación y conocimientos del producto a vender sean máximos. Algo que no siempre ocurre en una concesión convencional. Esto es sumamente importante de cara al comprador, que podrá tener un asesoramiento detallado y evitar así, las muchas ventas que se pierden por no saber lo que se vende (y pasa, creernos).

Ventas online

Cómo apartado adicional a todo lo mencionado y una muestra más, de que Tesla si puede hacer frente al cambio en el sistema de ventas sin concesionarios (al menos, así parece) es la venta online. La adquisición de cualquier modelo de Tesla se puede cerrar directamente por internet, sin intermediarios y sin tener que pasar por la tienda física. De hecho, hay ciertas labores de mantenimiento y solución de problemas que se llevan cabo de forma remota. Los coches de Tesla están totalmente conectados a internet, pudiendo, por si fuera poco lo contado hasta el momento, actualizar el software, descargar nuevas aplicaciones, nuevas funciones y toda clase de nuevos desarrollos que lleve a cabo la marca a través de la nube.

Tesla Motors no ha necesitado ni necesita una transformación digital, ya nació totalmente integrada. Elon Musk, CEO y fundador del fabricante de coches eléctricos, es también el fundador de Paypal. Todo lo aprendido con esa empresa ha sido aplicado a su forma de vender coches, a su comunicación con los clientes e incluso a su forma de fabricar sus productos.

Venta directa de coches

Ya dieron mucho que hablar hace unos años. Por ejemplo, en 2012 lo mas sonado era la venta casi exclusiva online. Tenían tiendas, sí, pero la marca decía que que se trataba de algo más cercano a un lugar de divulgación técnica e imagen de marca, para demostrar y convencer sobre todo lo referente a la ‘revolución tecnológica eléctrica’. Durante todos estos años, hay conductores que nunca han visto el coche en vivo y en directo hasta que han ido a recogerlo.

La venta directa online tiene muchas ventajas, sobre todo para los compradores. Para empezar, se puede configurar el coche de todas las maneras posibles sin ningún tipo de prisa. Sin presiones, sin que el comercial esté detrás del comprador. No hay regateos en el precio, ni ‘fecha límite’ para la oferta. Todo el mundo paga lo mismo por el mismo producto y se tiene una línea directa con un servicio de atención al cliente para consultar dudas sobre la marcha. Otra cosa importante y que parece, nadie tiene en cuenta: no hay horarios. No importa sin son las doce del mediodía o las cinco de la madrugada, ahí está todo disponible para quien lo necesite. Y no se obliga a los concesionarios a que abran los domingos y festivos (la gente tiene vida más allá del trabajo, que no se olvide).

Podemos sumar más beneficios a la venta online, como la entrega del vehículo donde el comprador elija, sin tener que pasar por las instalaciones ni del concesionario ni de la marca. Y no sólo se puede elegir el lugar, también la fecha y hora aproximada de entrega.

Vale, es verdad que comprar un coche sin haberlo tocado y/o conducido puede ser un problema para ciertos conductores (como para quien esto escribe), pero para eso, retrocediendo hacia atrás en el texto, están las tiendas de usa Tesla. Para que puedas probarlo y verlo en directo si así lo quieres, pero sin la presión del comercial, de las ‘ofertas’.

¿Pueden hacer frente los fabricantes a esta nueva forma de vender sin los concesionarios? Juzgar por vosotros mismos.

Dejar respuesta