Estamos en la era de lo digital. Las películas de cine usan todo tipo de efectos especiales hechos con ordenador, los coches se diseñan con ordenador y hasta las compras se hacen con un ordenador. ¿por qué no aprovecharse de eso e invertir en marketing online?


Responder a la pregunta que hago en el título es realmente sencilla y no requiere casi explicaciones: Internet es el presente y es el futuro. Si aún no te has dado cuenta de eso, amigo, tienes un problema. Actualmente, la publicidad tradicional, esa que abarca los medios impresos, la radio, televisión y demás, está cayendo en desuso. Cada día pierde un poquito más de tirón y un poquito más de adeptos, mientras que la publicidad en Internet hace todo lo contrario, cada día es más popular y tiene más usuarios.

Todo eso que cuento justo arriba tiene una explicación aún más sencilla. Mete la mano en tu bolsillo y coge tu teléfono móvil, el famoso ‘smartphone’. Con eso, tienes acceso a Internet allá donde estés y cada día su uso para navegar por la red y consultar prácticamente todo, es mayor. Bueno, realmente ésto lleva siendo así muchos años, hay incluso gente que ni siquiera usa el ordenador y lo hace todo desde el teléfono. Pero ya no solo eso, sino que las tablets, los nuevos ordenadores, la cantidad de publicaciones y páginas web que se crean cada día ofrecen una oportunidad brutal de publicidad.

Quizá todo esto no te convenza del todo, quizá eres de eso que confían en lo tradicional porque es lo que siempre has hecho y ha funcionado, pero te voy a hacer una pregunta, ¿cómo sabes que esa publicidad está funcionando? Con la publicidad tradicional es muy complicado, por no decir imposible, medir la repercusión que logra la publicidad, pero con Internet, es todo lo contrario. Mediante el marketing online podemos saber cuanta gente ve nuestros anuncios y promociones, se puede saber lo que hacen cuando visitan nuestro sitio web, podemos medir cuanta gente nos ha comprado a través de una determinada campaña e incluso podemos saber de donde son la mayoría de los clientes entre otras muchas cosas que nos darán una serie de datos que no ofrece el marketing tradicional, pudiendo adaptar nuestro presupuesto invertido en publicidad.

Solo piensa en la cantidad de gente que está usando el móvil y visitan páginas en Internet mientras tú estás leyendo esto. Es más, piensa en que tú mismo estás siendo una de esas personas que usan Internet.

¿Por qué invertir en marketing online? Pues, como he dicho al principio, es el presente y es el futuro. Además, seguramente todos los concesionarios y compra-ventas tienen su respectiva página web (aunque seguramente también sin actualizar y sin invertir ni un solo euro), que puede servir para explotar muchas posibilidades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here