Estamos siendo testigos de no uno, sino varios cambios de suma importancia para el sector de la automoción. Y no hablamos ya de la sonora caída de ventas de los motores diésel, nos referimos a cambios en la mentalidad de los usuarios, a nuevas fórmulas de movilidad y a un aumento de usuarios particulares que apuestan por el renting. Por un lado, la oferta de coche compartido (o carsharing) es cada día más grande, mientras que aplicaciones como UBER o Cabify sigue ganando adeptos y varios fabricantes afirman que quieren convertirse en proveedores de fórmulas de movilidad además de vender coches. En paralelo, el coche en propiedad parece perder interés entre los usuarios, los SUV siguen su tendencia dominadora y los coches electrificados, sean híbridos o totalmente eléctricos, ganan peso ante administraciones, conductores y fabricantes. 

No obstante, debemos destacar el crecimiento del renting frente al resto de opciones, pues actualmente matriculan uno de cada cinco coches en España. Obviamente, la incertidumbre generada alrededor del automóvil está siendo la mejor base posible para el auge que se está viviendo entre los coches de renting debido a la llegada de los usuarios particulares a esta modalidad. Situación que las empresas especializadas están aprovechando para aumentar su oferta y por su puesto, su cuota de mercado y sus beneficios. De hecho, los coches de renting está tomando tal importancia que Amazon, el gigante del ‘e-commerce’, acaba de abrir una sección dedicada a los coches de renting con unas posibilidades que pueden hacer temblar el sector. 

Amazon lleva tiempo experimentando con la venta de coches desde sus páginas, tanto en países como Estados Unidos o Francia como en España, con algunos fabricantes como Opel o SEAT. Pero ahora da el salto y con su nueva sección, llamada Amazon Motors, pone a disposición de los usuarios una enorme oferta de coches de renting en colaboración con ALD Automotive, una de las compañías especializadas en coches de renting más grandes del mundo. 

Amazon Motors: te llevan el coche a casa gratis, entre otras cosas

Amazon Motors

Resulta lógico que la digitalización del sector de la automoción afecte en muchos aspectos. Pensar que sólo los concesionarios y los vendedores de accesorios se aprovecharían de la situación era poco realista, pero pocos pensaban en el potencial del renting desde internet. Los coches de renting permiten tener un coche a disposición durante un tiempo determinado y, una vez consumido dicho tiempo, se devuelve o si es necesario, se renueva esa tenencia. Es un alquiler de larga duración o, como dicen algunos, una ‘propiedad temporal’ que actualmente da la posibilidad de contar con un vehículo para las necesidades de desplazamiento, sin verse afectado por las posibles medidas futuras que tomen los dirigentes (como la idea de prohibir los motores de combustión en 2040). 

Además, ese renting te permite olvidarte de ciertas cosas referentes a la posesión de un automóvil, tales como contratación del seguro, mantenimiento, cambio de neumáticos, reparaciones y averías… el renting es un alquiler de larga duración que incluye casi todo. El conductor sólo debe preocuparse de llenar el depósito (o cargar la batería si es eléctrico) y de pagar las multas, el resto, corre por cuenta de la compañía que haya ofrecido el servicio a cambio de una cuota mensual. Es decir, alquilas un coche como quien alquila una casa. ¿Y por qué no? 

El caso es que Amazon ha visto un mercado de donde sacar pingües beneficios y tras experimentar con algunas ventas, se ha decantado por ofrecer coches de renting entre sus innumerables ofertas. Es el Rey del e-commerce y esta nueva sección es la muestra de ello, con servicios y soluciones que pueden arrasar en un sector cada día con más peso. El renting de coches a través de Amazon no requiere de pago de reserva, permite la devolución antes de 30 días con un máximo de 50 kilómetros, contratos a 36 o 48 meses y por si fuera poco, ¡¡te llevan el coche a la puerta de casa totalmente gratis!! y todo sin moverte del cómodo sofá de tu salón, mientras ves la televisión o lees ese libro tan interesante que te recomendaron. 

El renting ofrecido no es un servicio de Amazon, sino de ALD Automotive

Amazon Motors

Una de las particularidades de Amazon es que no venden el producto, ellos son un intermediario entre cliente y vendedor. En algunos productos, la compañía se compromete de alguna forma, pero no son propietarios ni de los productos ni de los vendedores que se pueden encontrar en su catálogo. La sección Amazon Motors sigue esa forma de trabajar y el portal de comercio electrónico sólo hace de intermediario, el servicio de coches de renting procede de ALD Automotive, una de las compañías de renting más grandes del mundo (la tercera a nivel internacional, la primera a nivel europeo). En España tienen una flota de 115.000 vehículos y, por el momento, unos 22.000 clientes que a buen seguro, aumentarán tras esta colaboración con Amazon. 

El acuerdo tiene sus compromisos, como cabe esperar. Parece ser que los modelos que ALD Automotive ofrece a través de Amazon Motors no están disponibles por otros medios y no aparecen en la oferta que tiene la propia ALD fuera de Amazon. La oferta es interesante y se puede acceder a coches como el Jeep Renegade o el FIAT 500, también se oferta el Ford Focus o el SEAT León e incluso el Subaru XV, aunque la guinda del pastel la pone Tesla, con sus tres modelos actuales en catálogo aunque no cabe duda que el mayor reclamo es el Tesla Model 3, que se oferta en versión Low Range AWD (la mayor autonomía de la gama con tracción a las cuatro ruedas). 

No obstante, el potencial de los coches de renting a través de Amazon Motors no tiene que ver con los precios, si no con la facilidad y comodidad de adquirir allá donde estemos y hagamos lo que estemos haciendo, sin importar la hora del día. Además, tras seleccionar el coche que quieres, configurar todo lo necesario y completar los trámites pertinentes (sin desplazarte en ningún momento, recuerda), tendrás el coche en la puerta de casa entre 2 y 15 días hábiles después, totalmente gratis. A eso le debes sumar asistencia en carretera 24 horas al día, siete días a la semana, un límite de kilometraje de 10.000 kilómetros anuales y la posibilidad de renovar el contrato o hacer uno nuevo, con otro coche.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here